viernes, 9 de marzo de 2012

La carta que Gran Bretaña impidió que Gandhi le enviara a Adolf Hitler para evitar la guerra


Los ingleses... ah, los ingleses. Siempre tan acartonados y aparentemente políticamente correctos, pero con esa doble cara que (a veces) puede ser letal, mortífera, y que casi siempre ha tenido como intención dejar a los otros "mal parados" y seguir haciéndoles hacer (a los ingleses) el papel de víctimas incomprendidas de la humanidad. ¿Cuánto han hecho los ingleses por la paz en los oscuros días previos a la segunda guerra mundial? o mejor dicho... ¿cuánto han hecho para evitar uno de los conflictos más tremendos de la historia de la humanidad?
Muchos siempre han sostenido que fue Winston Churchill, primer ministro de Inglaterra desde mayo de 1940, quien más ha buscado la guerra con un único objetivo en mente: destruír a Adolf Hitler. El enfrentamiento entre Churchill y Hitler (lejos de lo que muchos piensan) estaba dado principalmente por una cuestión relativa a las logias o sociedades secretas a las que pertenecían. El británico era un declarado masón, mientras que Hitler estaba en la otra vereda. Esas cuestiones de logias enfrentadas, eran la primordial causa de enfrentamiento. Pero a pesar de haber quedado Churchill como el hombre que menos hizo por evitar la guerra (ésto no es así en los libros de historia "tradicionales" y mucho menos en sus incompletas memorias), fue durante el gobierno de Neville Chamberlain, su predecesor como Primer Ministro británico, momento en el cual se produjo(o se evitó...) un hecho que es prácticamente desconocido pero que podría haber llegado a cambiar el curso de la historia y del mundo. Vaya uno a saber.

Corría 1939 y todo hacía prever que Hitler finalmente invadiría Polonia, dando así comienzo a la segunda guerra mundial. Lejos de Berlín, más precisamente en la localidad de Wardha (la India), el Mahatma Gandhi se decidía a escribirle el 23 de julio de 1939 al Führer alemán pidiéndole, no con pocas dudas,  que reconsidere sus intenciones de iniciar la contienda.
La famosa y extraña carta de Gandhi a Hitler (foto de este post) decía lo siguiente:


Querido amigo,
Amigos míos me han estado pidiendo que le escriba por el bien de la humanidad. Pero me había negado a sus peticiones porque tengo el sentimiento de que cualquier carta de mi parte sería una impertinencia. Algo me dice que no debo calcular y que debo hacer mi petición, valga lo que valga.
Es bastante claro que usted es la persona en el mundo que puede evitar una guerra que puede reducir a la humanidad a un estado salvaje. ¿Debe usted pagar ese precio por un objeto, sin importar que tan valioso le pueda parecer? ¿Escuchará la petición de alguien que deliberadamente rechazó el método de la guerra con un éxito considerable? Aún así anticipo su perdón si erré al escribirle.
Quedo a sus órdenes,
su sincero amigo
M.K. Gandhi

Por una razón o por otra, esta carta nunca salió de la India y vaya uno a saber por qué, alguien (¿Neville Chamberlain o Winston Churchill?) evitó que Hitler la reciba. ¿Qué efecto podría haber tenido esta esquela en manos de Hitler? ¿qué peso podría haber llegado a tener la carta del pacifista en manos del generador de la más bestial máquina de guerra? eso nunca lo sabremos, los ingleses lo han impedido.

1 comentario: