miércoles, 29 de febrero de 2012

¿De dónde salieron la izquierda y la derecha?


¿De dónde han salido la izquierda y la derecha en política? ¿qué hecho ha determinado esa clasificación que perdura hasta nuestros días? Leyendo uno siempre llega... y el sitio www.uca.edu.sv en algo me ha ayudado.

La distinción entre izquierdas y derechas se aplicó, por primera vez a la política, en la Francia revolucionaria. La Asamblea Constituyente, inició sus trabajos en 1792. Los diputados se hallaban divididos en dos grupos enfrentados: el de la Gironda, que se situó a la derecha del Presidente, y el de la Montaña, que se situó a la izquierda. En el centro tomó asiento una masa indiferenciada a la que se designó como el Llano -o la Marisma-. Los girondinos deseaban restaurar la legalidad y el orden monárquico, mientras que La Montaña propugnaba un estado revolucionario, el cual, después de anular a los girondinos, desembocaría en lo que se conoció -lamentablemente, aunque con justicia- como el Terror. Así se produjo una identificación de la izquierda con la radicalización revolucionaria que, al grito de "Libertad, Igualdad y Fraternidad", desencadenaría una etapa de utopías y ferocidad que sólo lograría detener el golpe de Estado de Bonaparte. Los implacables Robespierre, Danton y Marat fueron los caudillos y los definidores del primer partido político francés que se situó a la izquierda.
Texto: http://www.uca.edu.sv

domingo, 19 de febrero de 2012

Los Marines de Estados Unidos, la Triple Frontera, las reservas energéticas bolivianas y el Acuífero Guaraní


En Sudamérica no nos habíamos dado cuenta. Necesitábamos, casi como quien no quiere la cosa, que los Marines norteamericanos lleguen hasta la Triple Frontera (entre Argentina, Brasil y Paraguay) esgrimiendo, además de su arsenal, los mismos (no tan) viejos argumentos: ayuda humanitaria y entrenamiento en la lucha contra el terrorismo. Las tropas norteamericanas, con una avanzada inicial de 400 hombres, están en la región del Chaco,Paraguay, desde 2.005 instaladas en una base que llega a albergar sin drama a 16.000 efectivos. George W. Bush consiguió que desde ese año, Estados Unidos tenga absoluta libertad e impunidad para permanecer y accionar en territorio paraguayo por parte de sus destacamentos militares. Estados Unidos tenía autorización para permanecer allí (tan cerca de las reservas energéticas de Bolivia, la Triple Frontera y, por supuesto, el Acuífero Guaraní) hasta diciembre de 2006, plazo que además se actualizó automáticamente.
Estados Unidos logró además que Paraguay renuncie a la potestad de investigar delitos que puedan llegar a cometer sus soldados. Paraguay tampoco podrá, llegado el caso, demandar a Washington ante la Corte Penal Internacional (CPI). Lo particular del caso es que la impunidad norteamericana lograda a cambio de amenazas contra Paraguay y no pocas falsas promesas, tiene su origen en un informe de la CIA al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, en el cual se revelaba lo siguiente: El Servicio Clandestino de la CIA es la única dependencia de la Comunidad de Inteligencia (léase: el gobierno norteamericano) donde cientos y cientos de empleados son conducidos o inducidos cada día a transgredir gravemente las leyes de diferentes países del mundo. De este informe se desprende además que unas 100 mil acciones al año a cargo de personal del Departamento de Operaciones, son relativas a actividades fuera de la ley.

Estados Unidos ha puesto sigilosamente sus pies en Sudamérica con impunidad absoluta (avalada por un país de la zona) y una excusa poco creíble a esta altura del partido, mientras que en realidad sólo llegan por un motivo: las reservas naturales de la región.

La historia es simple: el Acuífero Guaraní es una formación geológica con reservas naturales de agua dulce que la ubican como la tercera más grande del planeta. El 25% del agua dulce del mundo entero, está en el Acuífero Guaraní (que abarca parte de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay); mientras que tan sólo el 6% de la población mundial ocupa ese territorio. De modo que la cuenta es simple: el 25% del agua dulce mundial en un territorio ocupado por (apenas) el 6% de la población mundial, o sea que según ellos, el agua en esta parte del mundo, sobra.

Estados Unidos lo sabe muy bien y algunos países sudamericanos, no: la guerra hasta ahora ha sido por el petróleo, el "oro negro", pero a partir de ahora será por el agua, a quien no pocos ya identifican claramente como el "oro azul". Si las leyes y las normas por esta parte del mundo se lo permiten con alarmante facilidad y si a eso se le suma la tradicional habilidad que Estados Unidos tiene para encontrar motivos intervencionistas, incluso esgrimiendo argumentos preventivos, en diferentes partes del mundo, el combo es explosivo: Estados Unidos ya ha llegado a Sudamérica para llevarse el agua, mientras por este lado del planeta seguimos tratando de darle, en la zona referida, inadecuada lucha al dengue en pleno siglo XXI.
Tal vez los Marines nos ayuden...

martes, 14 de febrero de 2012

HAARP: ¿el arma capaz de manipular y trastornar los procesos mentales?

HAARP.

HAARP... o High Frequency Active Auroral Research Program. Se trata de un proyecto que está siendo financiado en Alaska por la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos, en conjunto con la Universidad de Alaska, lisa y llanamente para poder manipular y controlar a los fenómenos ionosféricos (la ionósfera es la parte ionizada de manera permanente de la atmósfera terrestre debido a la fotoinización derivada de los rayos solares), con el objetivo de poder cambiar en el futuro (no tan lejano) el funcionamiento de las comunicaciones, sistemas de seguridad, defensa y vigilancia, entre otras cosas.

Vistas aéreas de las instalaciones del HAARP en territorio de Alaska.

Si bien varios expertos de la comunidad científica conocedores de ciencia espacial y física del plasma, se encargan de negar los objetivos ulteriores del HAARP norteamericano, no estará demás prestar debida atención a lo que el autor Nick Begich dijo al respecto en su libro "Angels don't play this harp". Begich dijo que el HAARP es un sistema "capaz de manipular y trastornar los procesos mentales mediante la radiación pulsada de frecuencias de radio sobre extensas zonas geográficas". Pero no ha sido el único en decir cosas interesantes sobre el HAARP. A su debido momento, Zbigniew Brzezinski, ex consejero de seguridad nacional de la admisntración del presidente norteamericano Jimmy Carter, opinó que el uso de las transmisiones de energía destinadas a la guerra física y ambiental pueden manipular (ni más ni menos que) el pensamiento humano.
Aparentemente el HAARP está aún en plena fase experimental.
A buen entendedor... pocas palabras.

lunes, 13 de febrero de 2012

August Landmesser: El hombre que se negó a hacer el saludo nazi

August Landmesser, solitario entre la multitud nazi.


No es de los casos más rutilantes y conocidos, sin embargo, este hombre se ha convertido en involuntario protagonista de una de las más curiosas historias del siglo XX..
Se llamaba August Landmesser, quien en algún momento de1936, en pleno auge del nazismo, tuvo la valentía de negar el saludo nazi durante la botadura de un buque de la marina alemana mientras se encontraba entre una multitud de personas congregadas en el astillero "Blohm & Voss" (en el que trabajaba como operario) emplazado en el pujante puerto de Hamburgo.
Mientras todos levantaban su brazo derecho al vivo grito de "Heil Hitler", él -contra todo pronóstico- permaneció ininmutable.
Pasaron muchos años para que -recién en 1991- una de sus hijas pudiera identificarlo, cosa que fue posible gracias a la extraña imagen que comenzó a ser difundida por Internet.

Pero Landmesser, aún a riesgo de su propia vida, sentía que tenía motivos más que suficientes para semejante "atrevimiento" ignorando el órden establecido.
El hecho es que, pese a haber sido un afiliado al Partido Nazi entre 1931 y 1935, luego sería expulsado de las filas partidarias por el simple hecho de haberse casado con una mujer judía llamada Irma Eckler.
Con ella tuvo dos hijas y ésto le costó años de cárcel -lisa y llanamente- por "deshonrar a la raza aria". De Irma, se cree que fue inmediatamente detenida por la Gestapo y enviada a la prisión de Hamburgo, en tanto que sus hijas -Ingrid e Irene- fueron separadas para ya no verse nunca más.
A Ingrid se le permitió vivir con su abuela materna, mientras que Irene fue llevada a un orfanato y más tarde adoptada por una familia sustituta.
Cuando Landmesser salió de la cárcel en 1941 fue enviado a la guerra, aunque pronto se le declaró como desaparecido en combate y se le dio por muerto. De todos modos, no son pocos los que dan por cierta la posibilidad de que en realidad haya sido encubiertamente ejecutado, algo que nunca jamás pudo ser comprobado.
En 1996, su hija Irene le hizo saber al mundo entero la desgarradora historia de su familia y cómo ella, su hermana y sus padres fueron separados para siempre por la galpoante intolerancia del régimen nazi impuesto por el Führer, Adolf Hitler.

Marcelo D. García
Historias Lado B



Referencias: http://www.lanacion.com.ar/1447435-la-historia-del-hombre-que-se-nego-a-hacer-el-saludo-nazi

domingo, 5 de febrero de 2012

William Joyce: El traidor del micrófono

En la sección "Esto pasó" de la edición 534 de la revista "Todo es Historia", correspondiente al mes de enero de 2012, Ana Arias ha publicado una muy interesante nota sobre un oscuro personaje del que no muchos tienen conocimiento y que ha sido protagonista de una historia digna de una película. Comparto en este espacio la transcripción del artículo citado.

 William Joyce, conocido como lord Haw Haw, o "el traidor del micrófono".

Ejecutan por nazi a lord Haw Haw.
Hacia 1940 más de 5.000.000 de personas escuchaban diariamente el programa de radio dirigido por Lord Haw Haw y otros 18.000.000 lo oían ocasionalmente. La mayor parte de sus oyentes eran ingleses, pero más tarde también se fueron sumando los soldados de las fuerzas aliadas estadounidenses, canadienses y australianos. El programa, transmitido desde Alemania a partir de septiembre de 1939, comenzaba con la frase Germany Calling (Alemania llamando) y funcionó como arma de guerra que intentaba desmoralizar a los británicos, desmotivar a las fuerzas aliadas e impulsarlos a aceptar las condiciones de paz exigidas por el nazismo, al tiempo que auguraba el futuro derrumbe del Reino Unido. Empleando las técnicas de propaganda, se daba información falsa mezclada con la verdadera: hundimiento de barcos, bombardeo de poblaciones, aviones derribados, número de víctimas.
El hombre que dirigía la programación y que hablaba con un tono metálico y burlón, era William Joyce, apodado lord Haw Haw y conocido como el traidor del micrófono. El apodo había sido empleado para nombrar a distintos locutores de los programas de propaganda de las radios alemanas, pero finalmente se aplicó exclusivamente a Joyce y se cree que tenía relación con su acento, fuertemente nasal, probablemente a causa de haber sufrido la rotura de la nariz durante una pelea en la escuela.
¿Quién era Joyce? Hijo de un comerciante inglés protestante y de madre irlandesa católica que habían emigrado a los Estados Unidos, nació en 1906. A los quince años viajó a Inglaterra y continuó sus estudios logrando altas calificaciones en historia y literatura. En su época de estudiante comenzó a relacionarse con grupos fascistas y antisemitas británicos y llegó a ofrecer sus servicios al gobierno para luchar contra los irlandeses y hasta contra los Estados Unidos. En 1932 ingresó en la Unión Británica Fascista donde se destacó como orador, haciendo gala de un discurso fuertemente provocador, mordaz e insultante y terminó fundando su propia liga, financiada por Hitler. En 1939 viajó a Alemania, obtuvo la nacionalidad y rápidamente comenzó a trabajar como locutor en el programa de radio más importante que se dirigía a los ingleses, en su propia lengua. Aunque la audición era ilegal, sus millones de oyentes lo seguían porque, en medio del conflicto la información brindada por el gobierno inglés estaba muy restringida y se esperaba obtener otros datos, aunque vinieran del enemigo.
Lord Haw Haw logró crear la leyenda de que conocía por completo todos los movimientos militares y políticos. El 30 de abril de 1945 realizó la última transmisión desde Hamburgo, mientras se producía la caída de Berlín, advirtiendo sobre el peligro soviético y lanzando un Heil Hitler de despedida. Mientras intentaba huír fue detenido, según se dice, identificado por su propia voz, reconocida por un empleado ferroviario. Fue juzgado por alta traición y ejecutado el 3 de enero de 1946, aunque en el juicio se produjo una controversia acerca de su verdadera nacionalidad.

William Joyce en plena actividad de difusión del nazismo y tras ser detenido por las tropas británicas.



Artículo escrito por Ana Arias, extraído de la edición 534 de la Revista "Todo es Historia" correspondiente al mes de enero de 2012.
Visitá: http://www.todoeshistoria.com.ar/

sábado, 4 de febrero de 2012

Jorge Cafrune: la extraña muerte de la esperanza


La madrugada del 31 de enero de 1978 encontró a Jorge Cafrune, el folclorista argentino al que todos apodaban como "El Turco", cabalgando hacia la ciudad de Yapeyú para homenajear al libertador de América, el General José de San Martín. Cafrune iba a caballo llevando entre sus pocas pertenencias tierra de Boulogne Sur Mer, lugar de Francia en el que falleció San Martín. Su idea era llevar esa tierra francesa hasta tierras natales del libertador, a modo de homenaje, en señal de respeto y sincera ofrenda. En una cabalgata casi religiosa y apenas empezada su larga travesía gauchesca, la madrugada llegó mientras Cafrune cruzaba una ruta a la altura de la localidad de Benavidez, provincia de Buenos Aires. Una camioneta conducida por un joven de entre 19 y 20 años,  luego identificado por vecinos del lugar, pasó raudamente, a toda velocidad, llevando consigo todo lo que encontraba a su paso, también a Jorge Cafrune y su caballo. El cantor quedó tendido varias horas sobre el asfalto, con sus costillas perforando inexorablemente sus pulmones, ante la mirada atónita e inconducente de los curiosos y testigos que nada hacían para que no se calle el cantor y no se apague su vida.

Cafrune falleció al día siguiente, un 1º de febrero de 1978 y con él se iba, de alguna manera, la esperanza. Esa era la palabra fatal: esperanza. Es que Cafrune había tenido la osadía de ser  intérprete de la famosa "Zamba de mi esperanza" y a pesar de las "recomendaciones" que le llegaban en esa época (1978, plena dictadura militar en Argentina) nunca había hecho caso y seguía "ofendiendo" con sus palabras que a muchos les resultaban hirientes... Esperanza... ¿cómo se atrevía a hablar de esperanza en esa época?

Alguna vez, desde las altas esferas de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), alguien habría dicho que Cafrune era más peligroso con la guitarra que un ejército entero con armas en sus manos... Esa era la palabra fatal.... esperanza. Una conjunción irreverente de letras que para algunos eran equiparables a las armas que ellos mismos empleaban a mansalva y con total impunidad.

La supuesta "sentencia de muerte" de Cafrune, sin embargo, habría sido firmada por el cantor un tiempo antes. Subió a la anterior edición del festival folclórico de Cosquín y empuño su guitarra para entonar una canción que no muchos en el poder querían escuchar en aquellos días de persecución y encarcelamiento injustificado en muchas oportunidades. Se trataba de la canción "Luna cautiva". Dice la leyenda que alguien, una noche en el centro clandestino de detención denominado "La Perla", en Buenos Aires, dictaminó que el hecho de cantar esa canción a pesar de la prohibición, habría significado que el cantor debía ser eliminado.
De todos modos, siempre se habló de la muerte de Cafrune como un simple accidente carretero...

Los años pasaron, la muerte de Cafrune ya no ocupa titulares en los periódicos, tampoco sale en los programas de televisión, pero el relinche de su caballo en medio de la noche y el silencio eterno de su voz y su guitarra retumban pidiendo verdad. Sólamente la verdad.

video

jueves, 2 de febrero de 2012

11S y el ataque al Pentágono: ¿Boeing o misil?


El 11 de septiembre de 2001 se produjo el atentado más extraño de la historia. Un avión Boeing 757-200 de la empresa American Airlines, relizando el vuelo 77 con recorrido entre Washington y Los Angeles, se vio obligado a desviar su trayecto para, por orden de los terroristas de Al-Qaeda que lo habían tomado, impactar contra el Pentágono, el emblemático y casi inexpugnable edificio con cinco anillos pentagonales concéntricos, con 242 metros de lado y con su propio sistema de defensa antimisilístico incorporado...
Una fortaleza tan pero tan robusta como para hacer desaparecer por completo el avión de 47,3 metros de largo; 13,6 metros de alto y 38 metros de envergadura (ancho de sus alas) que hizo impacto contra uno de sus muros. 


Las fotos hablan por sí solas, pero vaya uno a saber por qué nunca se ha visto un avión por allí y por qué Donald Rumsfeld, ex secretario de Defensa de Estados Unidos, alguna vez declaró lo siguiente: "Es evidente que un terrorista puede atacar a cualquier momento, en cualquier lado, utilizando una técnica de ataque específica, y es físicamente imposible de defenderse a cada momento, en cada sitio contra cualquier tipo de ataque inimaginable. Estamos hablando aquí de cuchillos de plástico y de la utilización de un vuelo de la American Airlines repleto de nuestros compatriotas, y del misil para dañar este edificio (hablando del Pentágono) y otros que han dañado el World Trade Center."

La leyenda cuenta que el misil efectivamente existió y que fue disparado por el sistema de defensa antimisíles del propio Pentágono con... un margen de error bastante considerable. El misil no habría impactado en un supuesto avión raptado por los terroristas de Al-Qaeda, sino que lo habría hecho contra el mismísimo Pentágono. Es lo que los mismo norteamericanos llaman, en las guerras que emprenden, "daños colaterales".