domingo, 14 de julio de 2013

El Ku Klux Klan, Vodafone y una misma gota de sangre

El escudo del Ku Klux Klan y el logo de Vodafone: la misma gota de sangre.

 
Planes para establecer un nuevo linaje sagrado. Sectarismo. Racismo. Segregación. Odio. Un mundo para pocos o... para unos cuantos elegidos. Una elite que desde las sombras nunca descansa para conseguir la supremacía mundial. Comunicarnos o vigilarnos... Todo junto tiene un nefasto denominador común: el poco (o nulo) valor por la vida humana.
Y si hablamos de desprecio a la existencia del otro, el ejemplo del Ku Klux Klan resulta más que claro.Es un "buen ejemplo" de ello.
Este sectario y violento grupo de organizaciones de derecha creado a finales del Siglo XIX en los Estados Unidos tras la guerra de Secesión, ha sabido promover desde sus comienzos la xenofobia, el racismo, el antisemitismo, la homofobia, el anticomunismo, el anticristianismo y fundamentalmente la supremacía de la raza blanca como ninguna otra agrupación lo ha hecho a lo largo de la historia. Una combinación explosiva y letal de odio, violencia y muerte que pocos otros grupos han esgrimido de "mejor modo" que ellos.
Tras la prohibición de las actividades del Ku Klux Klan original en 1871 obligada legalmente por el "Acta Ku Klux Klan" promovida por el presidente republicano Ulysses S. Grant, una nueva variante de la nefasta agrupación surgió nuevamente en los Estados Unidos y esa vez, con más fuerza que antes. Corría el año de 1951 y ya no se detuvieron nunca más. El resto (incluso hasta nuestros días) es historia, triste y lamentable, pero historia al fin. Y nadie puede negar estar al tanto de las actividades del Ku Klux Klan, ni de lo que ese grupo ha significado y significa, como tampoco nadie puede decir que no conoce sus símbolos y emblemas. Por eso llama poderosamente la atención el caso de la empresa Vodafone.
Esta moderna y super poderosa multinacional de telecomunicaciones con base en Newbury, Berkshire (Reino Unido de la Gran Bretaña), fundada oficialmente en 1991, es la segunda firma a nivel mundial entre las de su especie y cuenta con el control de 439 millones de abonados al rededor del mundo (según datos de finales de 2011). Pero más allá de adentrarnos en el algo oculto mundo de sus finanzas y actividades (que abarcan unos 70 países del planeta), lo que nos ocupa puntualmente es "su manera" de mostrarse ante los demás: Su logotipo. Su primera carta de presentación.

No es necesario hacer un estudio muy profundo, no hay que ser un erudito o un especialista para advertir que el logotipo de Vodafone incluye una forma idéntica, exactamente igual a la "gota de sangre" que ocupa el espacio central del escudo del terrible Ku Klux Klan. Si es coincidencia, resulta demasiado. Y si no lo es, sólo cabe una pregunta: ¿qué hay detrás de una cosa y de otra y qué las une en realidad?
Hilando muy fino, demasiado quizás, tal vez podamos tratar de encontrar alguna respuesta en el nombre de la empresa y su significado: Vodafone, o lo que es lo msimo... Voice / Data / Fone (Voz / Datos / Teléfono). Dicho de otro modo "servicios" de voz y datos a través del teléfono. Pero... ¿"servicios" y datos" útiles para quien y con qué objetivos? Eso no tengo cómo responderlo y me quedo nuevamente sin palabras concretas para responder algunos viejos y remanidos interrogantes: ¿Estamos ante un verdadero "trabajo hormiga", paciente, (no tan) encubierto, de la élite mundial? ¿Es otro mensaje más destinado a hacernos ver que el mundo ha sido, es y será dominado por un linaje sagrado integrado por familias seudo-magnates que quieren un planeta para unos pocos elegidos? ¿Seres que se consideran superiores a otros?...

Ha corrido mucha sangre hasta ahora y, según parece, no ha resultado suficiente. Aquella gota sanguínea del escudo del Ku Klux Klan es la misma, exactamente la misma, violentamente la misma que la que Vodafone le propone a millones de personas que "controla" alrededor del mundo. No se por qué.




3 comentarios:

  1. Y pensar que hasta el 2012 Lewis Hamilton, un piloto ingles pero de raza negra, manejo el mclaren que lleva en sus pontones este simbolo en tamaño gigante.

    ResponderEliminar
  2. anticristianismo? si tenias que ser cristiano para ser del KKK, menuda patrañas has puesto sobre el KKK, no lo defiendo ni lo dejo de defender, pero como todo, si os dejarais de embobar por lo que dice la mass media os iría mejor las cosas y no pondríais esas cosas ni esas chorradas de las elites racistas.

    ResponderEliminar
  3. Yo personalmente creo que el KKK tiene toda la razón y me inmolaría por mis creencias si fuera preciso.

    ResponderEliminar